0

El sexo en China

mao El sexo en China

El sexo es un tema y la forma en que uno se relaciona con él es cultural. Bien, que los chinos siempre han sido bastante tradicionales y puritanos en esta materia, muy especialmente durante los años de la famosa Revolución Cultural de Mao. En aquellos años cualquier demostración de afecto o sexualidad estaban prohibidos, nadie podía besarse o caminar de la mano, pero hoy la situación ha comenzado a cambiar.

Por supuesto que estos cambios se ven primero en las grandes ciudades. No es lo mismo una aldea perdida en la frontera con Mongolia que Hong Kong, Beijing o Shanghai. La gente es distinta porque la cultura tradicional china ha comenzado a contemplar la llamada “cultura universal”, la occidental propiamente dicha. Nunca la adoptarán por completo (y eso está muy bien), pero la caída de la Cortina de Hierro ha flexibilizado por cierto estas normas sociales que parecían tan fuertes y eternas.

chinos El sexo en China

Durante la última década ha florecido en China una industria dedicada al sexo que acompaña este cambio cultural. Ahora, en las ciudad, es posible ver a gente joven besándose en público, tomarse de la mano o abrazarse con fogosidad en los parques. ¡Cosa impensable antes! Incluso Internet y los DVD ilegales también juegan su activa parte en este cambio de pauta. De hecho, según una encuesta gubernamental hoy un 70% de la gente casada tiene sexo habitualmente mientas que hace 20 años atrás, el porcentaje era solo de 16.

Hoy hay blogs de sexo, las mujeres hablan de sexo, (en Internet nada de esto dura mucho pues el gobierno interviene, claro), y según más encuestas las mujeres chinas comienzan a priorizar una buena relación sexual ( con variedad de posiciones y todo), para que funcione el matrimonio. ¡Mao debe estar revolviéndose en su tumba! Pero, ¿qué pasa con los hombres chinos? Como siempre, van a la retaguardia de las revoluciones sexuales: parece que no saben bien cómo darle placer a sus compañeras, no quieren juguetes sexuales y muchos siguen recurriendo a las prostitutas (negocio que vuelve a florecer también).

Bien, que el 70% de los sex toys se fabrican en China, en Beijing hay cerca de 2.000 tiendas para adultos, en Shanghai más de 2.500 y hay una escena homosexual y lesbiana. ¿Demasiados cambios? Bueno, sí, aunque los límites los sigue poniendo el gobierno así que no creo que alguna ciudad china llegue a ser como Amsterdam.


0 comentarios

Escribe un comentario